La moxibustión

 

Diferentes opciones de moxa de la técnica de moxibustión

La moxibustión de la MTC. La gran compañera de la acupuntura china

La moxibustión es una de las técnicas más utilizadas dentro de la medicina tradicional china y de las disciplinas chinas de salud.

Consiste en la utilización de plantas chinas desecadas y molidas, siendo la más habitual la artemisa. Estas sirven para estimular ciertos puntos de acupuntura mediante el calor que desprende dichas plantas quemadas.

Diferentes tipos de moxas

Existen diferentes presentaciones de la moxa: cigarro de puro, cono, molida y suelta, cilíndrica con adhesivo, etc.

Se puede aplicar de diferentes formas donde las más habituales son:

  • Sobre la cabeza de una aguja (aguja calentada)
  • A distancia con la técnica de picoteo o círculo rotativo (puro)
  • Sobre la piel directa o indirectamente con jengibre o sal
  • Dentro de una caja especial para dicho uso (molida y suelta)
  • En parche
  • En emplastos de pimienta
  • En forma de la serpiente de ajo, etc…

 

Principales aplicaciones de la moxibustión

Un antiguo libro de medicina tradicional china, el Suwen de Huangdi Neijing dice: “En el norte, tierras altas, hace mucho frío, la gente vive en el campo y toma muchos lácteos o comidas grasosas: por el frío y la comida enferman, y para mejorar suele aplicarse la moxibustión”.

Es muy común utilizarlo en síndromes externos de ataque de frío. Pero otra forma también de utilizarlas es en el caso de frío interno (vacío de Yang), hundimiento de los canales y síndromes de frío en general. Generalmente, en síndromes que empeoran con el frío externo (climático), con aplicaciones frías (hielo o compresas), o incluso alimentos fríos (helados, ensaladas)…

Debido a lo comentado anteriormente, es una técnica que se suele aplicar más frecuentemente de otoño a primavera. Pero se dan casos casos excepcionales a su utilización, como la forma en que lo aplicaba también al famoso maestro Nguyen Van Nghi en casos de calor o calor – humedad con reacciones muy intensas pero efectivas.

 

VIDEO

 

La aplicación de calor (Yang) sobre determinados puntos de acupuntura puede hacer que ante ciertos síndromes mejore la circulación de sangre (Xue) y energía (Qi) en meridianos y músculos. Esto puede provocar una mejoría, por ejemplo, de la movilidad de un miembro bloqueado por el frío – estancamiento; así como el funcionamiento de algún órgano también bloqueado por un factor Yin o de éstasis.

Como ejemplos habituales tenemos: el caso de mujeres que tienen dolores menstruales funcionales que mejoran con la aplicación de calor, personas que empeoran sus dolores articulares o musculares con el frío del invierno, o incluso individuos que tienen molestias digestivas con alimentos fríos de temperatura o naturaleza (helados, ensaladas, plátanos…)

La moxibustión es una herramienta muy interesante que puede ayudar a mejorar un número considerado de síndromes de la M.Tradicional China (MTC).

 

Volver a la página principal de Acupuntura y M. Tradicional China

 

Síguenos en las redes sociales